Mensaje para toda la humanidad

Este discurso es un ejemplo de retórica, ¡no de filosofía! que nos convence a través de las emociones. Se trata del famoso discurso del final de la película El gran dictador de Charles Chaplin, con imágenes que sugieren que el discurso de Chaplin sigue siendo perfectamente válido en el mundo en que vivimos, amenazado por la crisis y un posible autoritarismo. El discurso plantea dos cuestiones del mayor interés para nuestras clases: la aparente oposición de los sentimientos que nos humanizan como el amor o el cuidado de los más debiles con el pensamiento crítico-racional y la utilización inhumana de la ciencia. Hay que recordar, por otra parte, que el vídeo no opone pensamiento y sentimientos humanitarios: nos invita a no ser máquinas, y sugiere que la subordinación al poder es la que verdaderamente nos deshumaniza. Finalmente, hay que tener en cuenta que la filosofía no busca discursos emocionantes, que nos conmuevan, sino discursos que nos hagan ver la verdad.

Mensaje para toda la humanidad.

Esta entrada fue publicada en Filosofía y ciudadanía, Tema 1 Que es filosofia, tema 2. la ciencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s